lunes, 2 de agosto de 2010

Un periodismo digital con responsabilidad

Históricamente las discusiones sobre el ejercicio del periodismo y la comunicación son la ética, la politización de los medios, la libertad de prensa y libertad de expresión, para mencionar algunas de las más sentidas por los periodistas. Ahora, a todo esto se le agrega la globalización de la información y de la comunicación. Una realidad inminente que a la gran mayoría de los hombres y mujeres de prensa de Latinoamérica nos tomó por sorpresa y sin mayor o ningún conocimiento de esa herramienta globalizante: el Internet.

Tomada de infomediarios.com
Si todos los periodistas y/o comunicadores no nos ponemos al día ante las nuevas tecnologías de la comunicación, estaremos fuera del juego. No sólo por falta del manejo de la técnica, también porque se hace necesario estudiar y comprender con mayor alcance en qué consiste la globalización, porque si no se hace no se entenderá las maniobras políticas que se crean o se desarrollan en determinados países como el nuestro, y en aquellos que son sede de grandes centros de poder político, económico, tecnológico y cultural.

Es obvio que un viejo periodista tiene que volver a estudiar el mundo. Recordemos esa obra de Julio Verne donde nos narra la hazaña del personaje que dio la vuelta al mundo en ochenta días, pero hoy fuera de la ficción hay una realidad “las noticias dan la vuelta al mundo en cuestión de segundos.

Por tanto los periodistas no podemos ir lento, porque la tecnología de punta va demasiado rápido. Si nos quedamos atrás de los conocimientos globales seremos periodistas fuera de este planeta. Esto no puede ser posible porque en nuestro quehacer periodístico se debe contribuir al derecho que tienen los pueblos del mundo a recibir información real, veraz y de calidad.

El periodista no sólo debe estar sabido de su gran responsabilidad ética para informar, más aún en estos tiempos en que la información llega más rápido por vía Internet a millones de personas en el mundo. Es lógico que su responsabilidad es mayor, pero repetimos no sólo debe estar enterado de su responsabilidad, además debe estudiar minuciosamente qué es la ética reguladora y de conciencia en el ejercicio de la profesión.

Pero también convertirse en un cibernauta capaz de manejar todas las herramientas multimedia que nos brinda el Internet, pero también capaz de ofrecer nuevas formas de narración, y para ello debemos crear nuestro propio espacio informativo digital, el cual nos da la oportunidad de ejercer un periodismo sin censura, horizontal y de crear nuestra propia sala de redacción y agenda informativa con temas de contenido social, cultural, educativo y otros que son demandando por la ciudadanía en general, pero olvidados de alguna manera en los medios de comunicación tradicional.

Sin embargo el modelo de comunicación participativa en blogs, redes sociales etc, “el modelo de comunicación centralizado, jerárquico, unidireccional y objetivo” de los medios, según José Luis Orihuela, comenzó a agotarse.

Ya no pueden ostentar del mismo modo el monopolio de la información, ahora más subjetivo y descentralizado, pero con un predominio de las nuevas tecnologías de la comunicación e información

Pero estos medios o empresas periodísticas aún están en la búsqueda de su modelo idóneo en versión WEB o electrónica, y mientras buscan como potenciar su oferta informativa en esta nueva forma de hacer periodismo, y que ésta sea rentable en términos económico, el mundo del Internet en un segundo ya cambió con el surgimiento de nuevas formas de comunicación y de información ejercidas por los ciudadanos, los que además están creando nuevas formas de relacionarse y también convirtiéndose en lo que se conoce y se discute como periodismo ciudadano.

Lo anterior ha obligado a muchos medios de comunicación, hoy en la red, abrir en sus espacios de información los famosos blogs, instancias donde el lector cibernauta da su opinión y comentarios sin censura sobre la noticia o acontecimiento abordado, pero también estos ciudadanos tienen toda la libertad de crear sus propias páginas WEB o blogs para volcar todo lo que desea compartir, lo cual es para los medios un desafío de actualizar constantemente su oferta comunicativa informativa.

Ante este panorama que hoy atraviesa la información y la comunicación, retomo al periodista, al comunicador para advertir que los que aún no hemos tomado en serio lo del periodismo digital, estamos a tiempo de replantear nuestro quehacer periodístico en un mundo que vive eminentemente la globalización de la comunicación y de la información, somos nosotros los llamados a desarrollar un periodismo digital con responsabilidad.